Los mitos de la salud sexual están desapareciendo.

Los mitos de la salud sexual están desapareciendo.

La sexualidad forma parte del ser humano desde su concepción, evolucionando a lo largo de la vida y el entorno social condiciona este desarrollo. Así, desde el año 2003, cada 14 de febrero, archiconocido por ser el Día de San Valentín, también se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual. Este día nace con el objetivo de concienciar a la población de la importancia de estar informados acerca de cómo mantener una vida sexual saludable.

Normalización de la salud sexual

La OMS define la salud sexual como “el estado de bienestar físico, emocional, mental y social en relación a la sexualidad”. Por tanto, son muchas las vertientes que tienen que conjugarse para tener una salud sexual plena. Durante mucho tiempo, todo lo relacionado con el área sexual era considerado un tabú. Afortunadamente, los mitos sobre la salud sexual están desapareciendo. Tanto hombres como mujeres, buscan cuidados que les permitan sentirse bien y para ello demandan cada vez más la atención del área de urología y ginecología. Esto es importante sobre todo en los adolescentes, ya que su salud sexual de hoy es la clave para una buena salud global posterior.

Aun así, a día de hoy, en muchas personas, sigue presente un miedo por hablar de estos temas. Esta realidad, esta presente en ambos sexos, pero, es más corriente en los varones, que en muchos casos asocian su virilidad a estos problemas y esto provoca retraso en los tratamientos.

Principales problemas asociados a la salud sexual

Debido a las diferencias biológicas entre varones y mujeres, los problemas asociados al ámbito sexual son muy dispares.

El problema más común entre los hombres es la disfunción eréctil y, especialmente, a partir de los 50 años. La eyaculación precoz, los trastornos del deseo sexual, las alteraciones de la conducta sexual, las enfermedades de transmisión sexual o las alteraciones morfológicas de los genitales, son otras de las preocupaciones principales.

En cuanto a la salud sexual femenina lo más frecuente, son problemas como la dispareunia (dolor con las relaciones sexuales), vaginismo (contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina), anorgasmia (imposibilidad de experimentar un orgasmo) y la falta de deseo. Menos comunes, pero habituales son otros problemas como la coitorragia por ectopia cervical, el herpes genital o la o coitalgia por desgarro vaginal o perineal tras el parto.

En definitiva, conmemorar días como hoy ayuda a acabar con los obstáculos para hablar sobre la salud sexual tanto de hombres y mujeres. Siempre es recomendable acudir a una revisión con un profesional ante cualquier síntoma que se considere anormal.