Los efectos del glaucoma y como evitarlo

Los efectos del glaucoma y como evitarlo

Cada 12 de marzo a partir del 2008 se celebra el Día Mundial del Glaucoma, un padecimiento que afecta a más de un 3% de la población de España.

El glaucoma, es una enfermedad de la vista, que de no ser tratada provocaría en primer lugar una pérdida de la visión periférica y finalmente podría conducir a la ceguera. En la mayoría de los casos va asociado a una presión intraocular más alta de lo normal, esto se conoce como hipertensión intraocular. Aunque también puede darse glaucoma con la tensión ocular dentro de la norma, y recibiría el nombre de Glaucoma normotenso. Es la segunda causa de ceguera a nivel mundial.

El glaucoma: enfermedad silenciosa

Uno de sus principales inconvenientes es que se trata de un padecimiento silente en su presentación, lo que en muchos casos implica un diagnóstico tardío. Se estima que el 50% de los casos, permanece no diagnosticado hasta fases avanzadas de la enfermedad. No suele presentar ni dolor ni otros síntomas que hagan sospechar de su padecimiento, hasta que comienza la pérdida de visión. Al verse afectado el nervio óptico, toda disminución del campo visual es permanente e irreversible.

El glaucoma de ángulo cerrado puede acompañarse de síntomas súbitos como visión borrosa, visión de halos rodeando las luces, dolor agudo en el ojo, nausea o vómitos. Si esto ocurre se debe acudir inmediatamente a urgencias.

Formas de evitarlo y tratamientos

Por desgracia, el glaucoma a día de hoy sigue siendo una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, puede ser controlada y gestionada, antes de que la pérdida de visión comience.

Para ello, es necesario hacer revisiones periódicas de la tensión ocular. La toma de la tensión forma parte de la revisión ordinaria en el médico oftalmólogo y es la principal forma de diagnosticar el glaucoma.

Cuanta más edad tenga el paciente, más difícil será evitar los efectos de esta patología. Por eso, se aconseja llevar un control de la tensión ocular desde jóvenes, sobre todo en casos en los que haya antecedentes de familiares de primer grado con glaucoma, ya que, se trata de una enfermedad hereditaria.

Glaucoma

Existen varios tratamientos, entre ellos la cirugía, láser o la medicación, dependiendo del nivel en el que se encuentre el glaucoma. Normalmente el tratamiento más extendido es el uso tópico de gotas, al menos de manera inicial, para controlar la tensión y disminuirla.

La existencia del Día Mundial del Glaucoma, es importante para poder dar la relevancia que se merece a la investigación y estudio de soluciones para esta condición que afecta a millones de personas de todo el mundo.