¿Cómo puedo evitar el insomnio?

¿Cómo puedo evitar el insomnio?

Seguro que en el algún momento te has despertado en medio de la noche y no te has podido volver a dormir, si es así, es que has padecido insomnio. El insomnio es un trastorno del sueño que afecta a mucha gente, a veces puede ser puntual y a veces puede durar varias noches seguidas.

Pueden ser muchas las causas de este trastorno, pero antes de explicarlas, es importante saber que existen tres tipos de insomnio: Insomnio de conciliación, es aquel que empieza 30 minutos después de acostarse; Insomnio de mantenimiento, cuando te despiertas varias veces y no puedes dormirte durante un periodo; por último, el insomnio de terminación; que consiste en despertar de manera precoz sin poder seguir durmiendo.

El sueño es algo fundamental para el bienestar de todos, y la falta de este hace que se produzca la falta de energía, el cansancio o el estrés entre otras cosas. Para evitar que esto pase, os mostramos algunas de las causas que puede provocar tener insomnio.

Insomnio

Causas del insomnio

-Dispositivos electrónicos: Muchas personas tienden a coger el móvil, la Tablet o el ordenador justo antes de dormir, la luz azul emitida por las pantallas de los dispositivos electrónicos sería la principal causante de estos desordenes del sueño. La luz azul imita a la luz del día y, por esta razón, evita que el cuerpo produzca melatonina, la hormona causante del sueño, de forma natural.

-El alcohol: El alcohol es un depresor conocido por hacer que las personas se duerman rápidamente, pero también puede ser la razón por la que permanecen despiertas durante la segunda mitad de la noche, cuando el sueño debería ser más profundo.

-El tabaco: El consumo del tabaco puede desarrollar el trastorno por ronquidos intensos de la apnea del sueño, que provoca que se duerma más ligeramente y provoca que los fumadores se despiertan con más frecuencia en medio de la noche.

Alimentación en exceso en la noche: Está bien ingerir un tentempié liviano antes de acostarse, pero comer en exceso puede causarte molestias físicas cuando estás acostado. Muchas personas también tienen acidez estomacal, el flujo retrógrado de ácido y comida que va desde el estómago hasta el esófago después de comer, lo que puede mantenerte despierto.

Estrés. Las preocupaciones relacionadas con el trabajo, la escuela, la salud, las finanzas o la familia pueden mantener la mente en actividad durante la noche, lo que dificulta el sueño. Los acontecimientos estresantes de la vida o los traumas, como la muerte o la enfermedad de un ser querido, un divorcio o la pérdida de un trabajo, también pueden causar insomnio.

En definitiva, estas son algunas de las muchas causas del insomnio, es importante cambiar estos hábitos para tener una buena calidad de sueño. Si después de cambiar los hábitos todo sigue igual, debes acudir al especialista inmediatamente.